Calientabiberones

Calientabiberones

¿Soplar y resoplar? ¿La leche ya está tibia? ¿O, tal vez, ya esté demasiado caliente? ¿La comida ya se habría calentado bien? ¿O, tal vez, ya haya perdido su valor nutritivo? ¿También os hacéis las mismas preguntas cada vez que calentáis bebidas y comidas para vuestro bebé? Hay una manera de facilitaros la vida. Os ayudará un dispositivo muy simple: el calentador de biberones de bebé.

Calientabiberones: ¿es necesario?

El calentador de biberones es un producto que hará que cuidar del bebé sea más easy. Este dispositivo hace exactamente lo que dice su nombre: calienta biberones, o más bien, el liquido que tenga dentro: agua, leche, zumo o una comida de potitos. ¿Por qué esto es tan importante y qué hace que sea tan necesario? ¡Encuentra la respuesta más adelante!

Los calentadores son una alternativa al baño María estándar o para calentar las comidas y líquidos en el microondas. Ninguna de las opciones tradicionales es tan exacta y fácil como usar un calientabiberones. En ellos puedes poner una temperatura seleccionada y calentarás la comida uniformemente. Ya nunca más tendrás que volver a poner la comida mal calentada en la cocina o soplarle porque no la has calentado suficientemente o la has calentado demasiado. Después de calentarla, basta poner al peque en una trona para comer, como nuestra LASTREE, ¡y observar como come con ganas!

Se cree que los calientabiberones les son más útiles a las mamás que no dan el pecho. Efectivamente, con un calientabiberones preparar la leche sintética es mucho más rápido y fácil: la leche de fórmula tiene que disolverse a los 50 grados centígrados, lo cual es

difícil de realizar en un microondas o en el baño María. Sin embargo, el producto igual puede ser usado por las mujeres que sacan leche, la congelan y, después, la calientan. No importa si das pecho o no, el calentador de biberones, sin duda, facilitará tu vida cuando tu hijo empiece a consumir alimentos sólidos. Todo tipo de potitos, papilla, purés, incluyendo los preparados en casa, todo esto lo podrás calentar rápido y sin problema.

¿Os gusta viajar con el bebé? No tiene nada de extraño, unas vacaciones largas o cortas son un placer increíble. Aún más, si vais bien preparados: tienes donde adormecer al bebé, gracias a una cuna de viaje, como, por ejemplo, JOY de la marca Kinderkraft y eres capaz de preparar para él una comida caliente. En esto, siempre te ayudará el calientabiberones, incluso si no dispones de una cocina.

Un ventaja relevante de los calentadores de biberones es que, durante el proceso de calentamiento de alimentos o bebidas, se preservan todos los nutrientes y, por consiguiente, el niño obtiene una comida sana y nutritiva. Esto es especialmente importante cuando calientas leche materna.

¿Cómo funciona el calientabiberones?

El principio de funcionamiento del calentador de biberones es similar al baño María. En este caso también viertes agua en el dispositivo y la calientas. Pero con la diferencia de que puedes definir una temperatura exacta a la cual se vaya a calentar el agua. Después colocas adentro el biberón o el frasco y esperas a que tenga la temperatura deseada. Normalmente en el proceso de funcionamiento se utiliza el vapor, por eso, los líquidos se calientan de forma uniforme.

En el mercado podéis encontrar modelos de calientabiberones que tienen más funciones: por ejemplo, la descongelación, esterilización o cocción al vapor. Entonces estamos hablando de un producto multifuncional. No obstante, la función principal del calentador es subir la temperatura del líquido y mantenerla.

Calientabiberones: ¿cómo usarlo?

El calientabiberones es un dispositivo muy fácil de usar. Primero, le pones agua, después colocas dentro el biberón y lo enciendes. Dependiendo del modelo puedes poner la temperatura deseada usando una perilla especial o de una manera cómoda y precisa en una pantalla de LCD. Algunos dispositivos tienen la función de calentamiento inteligente. Consiste en que el dispositivo por sí solo determina la temperatura del alimento y del entorno y después define el tiempo y la temperatura de calentamiento de manera automática. En otros modelos podemos solos definir algunos parámetros, por ejemplo: si la comida fue sacada del frigorífico o si tiene la temperatura ambiente. En este caso también se puede introducir el volumen del biberón.

Una solución muy cómoda son los calientabiberones con termostato. Con un modelo así podrás dejar el biberón en el calentador, por ejemplo, en la noche, y por todo el tiempo va a mantener la temperatura adecuada. Cuando el niño pida la comida, el biberón con leche ya va a estar listo. Es una facilidad que no solo te ayuda a saciar el hambre de tu pequeñín, sino que también te apoyará en tu difícil papel como padre o madre. Un calentador de este tipo será especialmente útil en combinación con una cuna colecho: la oferta de la marca Kinderkraft incluye UNO UP y NESTE UP. Así, el niño estará cerca de vosotros y el biberón: al alcance de la mano. Por eso, darle de comer será rápido y vosotros podréis seguir descansando.

Es importante cuidar la limpieza del dispositivo para que no tenga sedimentos minerales e incrustaciones de cal. Después de cada uso tira el agua y seca el interior con un trapo. Además, una vez al mes tienes que limpiar el dispositivo. Sin embargo, recuerda que no puedes usar ningún tipo de sustancias químicas. Las mejores serán las maneras caseras, por ejemplo: 10 g de ácido cítrico disuelto en un vaso de agua o 50 ml de vinagre con 100 ml de agua. La solución con ácido se calienta en el dispositivo y la mezcla con vinagre se debe verter adentro y esperar a que las incrustaciones se disuelvan por sí solas. Después limpia bien el equipo con agua y sécalo.

Calientabiberones: los tipos

¿Cuáles son las diferencias entre los calentadores de biberones para bebés? Sobre todo son las funciones y las formas de alimentación. En el mercado podéis encontrar muchos diferentes tipos de calentadores. Primero debéis acordar cuáles son las necesidades de vosotros y de vuestro hijo y después elegís el producto. ¿Qué opciones tenéis? Esta es una guía corta.

Calientabiberones clásico

Un calientabiberones clásico os conviene si no planeáis usarlo fuera de casa. Su función principal es simplemente calentar alimentos, pero también podéis encontrar modelos que descongelan o esterilizan. Los calentadores clásicos pueden variar entre sí. Algunos están diseñados para usarse con el equipo de marcas específicas, otros son universales. Pueden regularse mediante una perilla o una pantalla de LCD. Es popular la función de termostato y una alarma incorporada que avisa si en el calentador se acabó el agua. También hay modelos que tienen el calentamiento inteligente que hace que el dispositivo determina solo la temperatura de calentamiento.

Calientabiberones de coche

Si sois una familia activa y vais a usar el calentador fuera de casa, por ejemplo, durante los viajes en coche, una buena opción es un dispositivo que puede usar la fuente de alimentación del coche. Sin embargo, hay que tener cuenta que el tiempo de calentar en este tipo de modelos puede ser prolongado. Algunas marcas ofrecen fundas térmicas especiales que sirven para mantener la temperatura del biberón.

Calientabiberones portátil

Otra solución para las personas que quieren usar el calentador fuera de casa. Estos modelos pueden usarse incluso sin acceso a la electricidad. Los calientabiberones portátiles tienen una capa de aislamiento térmico. Algunos utilizan un gel especial que mediante la cristalización calienta el biberón hasta la temperatura deseada.

Calientabiberones doble: para gemelos

Es una buena solución, sobre todo, para los padres de gemelos, que permite calentar simultáneamente dos biberones. Pero tampoco es difícil de imaginar cómo un dispositivo doble facilita la vida de los papás de un hijo único: de esta manera pueden calentar al mismo tiempo dos comidas diferentes o, por ejemplo, una infusión y una papilla.

En una casa, una madre está sentada en su cama y sujeta a un bebé en brazos. Lo mira sonriendo y lo alimenta con un biberón.

Calentador de biberones: ¿en qué debes fijarte y como elegir el modelo adecuado?

Antes de hacer la compra, primero debes analizar tus necesidades y pensar qué esperas de un calentador. ¿Te interesa solo la función básica o, tal vez, sean atractivos para ti también otras facilidades? Además, vale la pena que te fijes en otros detalles. ¿Cuáles? ¡Lee más adelante!

En el mercado los más populares son los calentadores de un tamaño estándar: permiten calentar diferentes biberones, mamaderas o, también, potitos. Sin embargo, también encontraréis modelos que solo se pueden usar para calentar biberones o, incluso, biberones de un tamaño específico. Si no os fijáis bien a la hora de realizar la compra, esto puede acabar en una desilusión muy desagradable.

Al decidiros por un calentador, fijaos en su rango de temperatura. Algunos sirven solamente para calentar comidas, o sea, aprox. hasta los 40 grados. Por otro lado, hay modelos que tienen la función de esterilizar diferentes accesorios, lo cual ocurre en la temperatura de 100 grados. Recordad que los modelos pueden variar entre sí en la manera de regular la temperatura: algunos están equipados con perillas, y otros con pantallas táctiles. 

Los calentadores pueden diferir en el tiempo en que logran calentar hasta la temperatura deseada. Esto depende de la potencia del dispositivo y de la temperatura máxima hasta la cual se puede calentar. Normalmente los productores colocan esta información en el paquete.

Por supuesto, tenemos que poner atención a las funciones adicionales ofrecidas por el fabricante. Verificad si el modelo que os interesa tiene el termostato que permite mantener la temperatura, si tiene la alarma y el apagador automático que se activará cuando el agua se evaporice, si tiene la opción de esterilización.

También puede resultar útil un conjunto de accesorios. Los conjuntos incluyen cestas para potitos que facilitan el calentamiento de recipientes con comidas hechas para bebés o de cubiertos para niños.

Los calientabiberones son productos prácticos para los papás tanto de un recién nacidos, como de un bebé más grande que ya come alimentos sólidos. Son dispositivos especialmente atractivos para la gente a la que le gusta ahorrar tiempo y la funcionalidad de los accesorios. También les encantarán a las personas que valoran un sueño tranquilo: un calientabiberones con termostato y una cuna colecho harán amantar de noche mucho más fácil.

Comentarios(0)

Tu comentario: