Silla de paseo tipo paraguas

Silla de paseo tipo paraguas

Tristemente, no todos los papás son conscientes del tiempo por el cual se usa una silla de paseo. Algunos niños la usan hasta los 5 años de vida. Por eso, vale la pena fijarse en que el producto sea de buena calidad y que cumpla las expectativas. ¿En qué debéis concentraros a la hora de elegir una silla de paseo adecuada para vuestras necesidades? ¡Os vamos a dan un par de consejos!

Una silla de paseo tipo paraguas: ¿qué es eso?

Las sillas de paseo están diseñadas para niños que ya no pueden usar un capazo, es decir, empiezan a sentarse, lo cual sucede, más o menos, a los 6 meses de vida. Entonces los paseos, para el niño, son una ocasión perfecta para admirar el mundo: ¡si elegís una silla de paseo le daréis está posibilidad! La silla de paseo es un tipo de cochecito en el cual el niño va sentado y no acostado como en un capazo.

 

Normalmente se distinguen dos modelos más típicos de silla de paseo: las clásicas y las llamadas «paraguas». Las primeras son más pesadas, pero también más funcionales y están mejor amortiguadas. Las sillas de coche tipo paraguas son más ligeras, prácticas y más pequeñas.

Silla de paseo: ¿qué modelo escoger?

No todos los papás se dan cuenta de lo importante que es una silla de paseo. En este cochecito, y no en un capazo, el niño pasará más tiempo, incluso un par de años. Tiene que funcionar en diferentes condiciones: en la ciudad, en el bosque, durante los viajes cortos fuera de la ciudad y los viajes en avión a otro país. Tiene que ser cómoda, práctica y, además, resistente. Sin embargo, sobre todo, tiene que cumplir con vuestras necesidades y ajustarse a vuestro estilo de vida. Os preguntáis ¿cómo escoger una buena silla de paseo? ¡Aquí tenéis un par de pistas!

 

Las más populares son las sillas de paseo clásicas que se doblan a la mitad. Son grandes, cómodas, firmes, y con ruedas de buen tamaño. Tienen cierres sólidos para el niño, cinturones, barrera protectora y, normalmente, una cesta práctica para la compra. Su desventaja es el peso y una manera poco práctica de plegarse en caso de algunos modelos. En cuanto a eso, la silla de paseo tipo paraguas es mucho mejor. Las «paraguas» se valoran, sobre todo, por su peso bajo y practicidad. Se pliegan fácilmente y tienen ruedas giratorias de espuma impenetrable. Esto hace que su peso sea menor que el de las sillas de paseo clásicas. Son perfectas para los viajes gracias a su tamaño compacto. También las escogen los papás que necesitan algo para sus hijos de 2-3 años que a veces se quejan de que el paseo es demasiado largo.

 

Nuestra silla de paseo tipo paraguas, SIESTA, tiene mucha ventaja sobre otras sillas de este tipo porque cumple con la norma que le permite usarse hasta que el niño pese un máximo de 22 kg, es decir, hasta que tenga incluso 5 años! Es una solución perfecta que os ayudará mucho, especialmente, si un niño de 18-20 kg os pide que lo carguéis en los brazos. Durante el paseo el niño incluso se puede dormir, porque algunos modelos tienen un respaldo desplegable. Y, sin duda, mucha importancia tiene también el precio: este tipo de cochecitos es, simplemente, barato.

 

En el mercado también podemos encontrar cochecitos todoterreno, de tres ruedas y paragemelos. Las primeras son óptimas para los papás que pasan el tiempo libre de manera activa y fuera de la ciudad. Están preparados para un terreno irregular gracias a ruedas grandes e inflables, una mejor amortiguación y un marco resistente. Habitualmente, tienen una capota más profunda para proteger mejor de la lluvia y del sol fuerte. Un ejemplo de este tipo de todoterreno es nuestro ALL ROAD.

 

Los carritos de tres ruedas son una buena opción para los padres activos que valoran cochecitos compactos, su peso bajo y la maniobridad. Son perfectos para el jogging y paseos más rápidos. Los caracteriza una forma aerodinámica, amortiguación mejorada, freno manual y ruedas bastante grandes. Por eso, se manejan fácilmente.

 

Los cochecitos gemelares, lo que es fácil de adivinar, son una solución para los papás bendecidos con doble felicidad. Pero también se pueden usar en la situación en que tenéis dos hijitos que al mismo tiempo usan sillas de paseo. Existen dos versiones de este tipo de cochecitos: con dos asientos colocados uno al lado del otro o uno atrás del otro. La segunda opción es un poco más cómoda porque permite maniobrar mejor el carrito y permite que quepa en entre las estanterías de la tienda.

 

Es un día soleado, unos padres sonrientes caminan con una silla de paseo de la marca Kinderkraft en la que está sentado un bebé. La cabina protege al pequeño del sol.

 

¿Sillas de paseo para un niño de 2, 3 o 5 años?

Un niño puede usar la silla de paseo desde los 5 meses de vida hasta que cumpla incluso 5 años. En el mercado podéis encontrar modelos para diferentes pesos, por ejemplo, de 20 kg o de 22 kg, como nuestros PRIME 2021, XMOOV y la silla tipo paraguas SIESTA. Algunos ofrecen sillas de paseo que bastan para todo el periodo en que el niño las necesite. Sin embargo, si preferís elegir algo mejor ajustado, para niños pequeños serán mejores los modelos más estables y con mejores protecciones. En caso de niños grandes serán mejores las sillas de paseo tipo paraguas porque pesan menos y se doblan más fácil: si el niño decide salirse del cochecito y caminar, sin problema lo plegaréis y cargaréis. Es perfecta para viajar. A nuestra NUBI la podéis llevar con vosotros a bordo en el avión y guardarla en el portaequipajes encima de la cabeza.

¿Cuánto debe pesar una silla de paseo tipo paraguas?

Una de las características más importantes de las sillas de paseo tipo paraguas es su peso. Es su peso bajo que las hace tan populares. ¿Cuánto pesan las sillas de paseo? Los modelos más ligeros pesan mínimo 3 kg y, otros, más pesados aprox. 8 kg. Sin embargo, hay que recordar que el peso bajo es el resultado de eliminar ciertas funciones porque están diseñadas para viajar. Sus ruedas de espuma no son buenos para cualquier tipo de terreno, las capotas normalmente no son impermeables y no tienen filtro UPF50+. Además, no son tan amplias como en las sillas de paseo clásicas. Muchas veces el conjunto no incluye accesorios adicionales.

Piensa por cuánto tiempo usarás la silla de paseo.

Al escoger una silla de paseo piensa, sobre todo, por cuánto tiempo quieres usarla. Aunque la respuesta no dependa de ti, porque tu hijo puede dejarla antes o querer usarla por más tiempo de lo que esperas, esta estimación te ayudará a elegir el modelo adecuado. En el mercado puedes encontrar diferentes tamaños: mientras más grandes el asiento y el respaldo del carrito, más largo será su periodo de uso. Es necesario que verifiquéis la capacidad máxima del marco. También vale la pena tomar en cuenta la calidad: el material del cual está hecho el asiento, el grosor de los tubos del marco, el freno, las ruedas (este puede ser el parámetro esencial que decidirá donde podréis usarla) y el material del cual está hecho el marco: los de aluminio normalmente son más ligeros. Si estáis planeando una aventura más larga con este tipo de cochecito, tenéis que invertir en un producto de mejor calidad y si buscáis un solución rápida a corto plazo, mejor escojáis un modelo más barato, pero no a costo de la seguridad y la comodidad.

Las características más importantes de una silla de paseo

¿En qué elementos de la silla de paseo debéis poner una atención especial? Existe toda una lista de estos elementos: peso, modo del plegado, facilidad de manejo y de subir a las aceras, cinturones, material, capacidad de la cesta, saco para las piernas, ruedas, opción de abrir el respaldo a hasta la posición tumada, anchura de la capota y posibilidad de ajustar el reposapiés. Todo esto lo describiremos más abajo.

Peso

¿Mientras más ligero el carrito, mejor? No necesariamente, aunque todo depende de las preferencias individuales. El peso depende de la funcionalidad. Mientras más ligero el carrito, menos mecanismos adicionales tiene. Pero el peso bajo puede estar relacionado con otras cosas: p.ej.: depende del tipo de material del cual está hecho el marco (el acero pesa más que el aluminio) o las ruedas (las de goma son más pesadas que las de espuma). Si todos los días tenéis que subir el cochecito a una planta alta, vale la pena escoger un modelo más ligero, incluso a costo de la funcionalidad.

 

Unos padres están sentados en un banco, y junto a ellos dentro de una silla de paseo de la marca Kinderkraft hay un bebé. Madre lo mira con una sonrisa y el padre le muestra un peluche.

Cochecitos plegables

Al elegir un cochecito fijaos en su tamaños antes y después del plegado. ¿Cabrá en el avión o en el compartimentos del equipaje del avión? ¿No ocupará mucho espacio en el apartamento y después del plegado podré guardarlo en el armario? Son preguntas increíblemente importantes y las respuestas os ayudarán a escoger el modelo adecuado. Las sillas de paseo tipo paraguas son mucho más ergonómicas, pero hasta las sillas que se doblan a la mitad existen en la versión compacta. Todo depende de vuestras preferencias individuales. El modo del plegado también es relevante. Existen diferentes métodos: el mecanismo puede estar situado en el mango (p.ej.: CLICK & FOLD, como en nuestros carritos p.ej.: VESTO), pero a veces hay que levantar el asiento para presionar el botón adecuado o jalar una palanca.

Facilidad del manejo

Antes de realizar la compra vale la pena verificar como se maneja el carrito. ¿Se necesitan ambas manos o solo una? Si el carrito tiene dos manijas en ambos lados no podréis manejarlo con solo una mano, lo cual, a veces, puede causar problemas, si el niño decide salirse del carrito e ir caminando agarrado de vuestra mano. No obstante, si el cochecito tiene un mango horizontal, esto significa que está diseñado para manejarse tanto con las dos manos, como con una. Fijaos también si las ruedas delanteras son giratorias: esto aumenta la comodidad del manejo. Estaría perfecto, también, si tuvieran el bloqueo de dirección que os facilitara ir recto por una superficie lisa.

Facilidad de subir a la acera

No todas las aceras están preparadas para el manejo de carritos, por lo tanto es un parámetro muy importante, también para los que van a subir con los cochecitos al transporte público. Mejores son los carritos que están un poco inclinados hacia atrás y tienen una buena amortiguación en las ruedas y en el marco. Antes de la compra tenéis que verificar si se necesita mucha fuerza para levantar la parte delantera del cochecito. Mientras más fácil sea, más grande la comodidad de uso.

Cinturones

Los cinturones, sobre todo, deben ser seguros y los cinturones son seguros si son difíciles de desabrocharse por el niño, incluso uno de dos o tres años. Al mismo tiempo, no obstante, deben ser fáciles de abrochar para el papá. Los cinturones del carrito deben ser de cinco puntos. ¡Recordad que incluso la barrera más resistente no puede reemplazar los cinturones!

Material

El material del cual se produjo el revestimiento puede ser un aspecto esencial del cochecito. Es importante que sea duradero y resistente a la fricción. Aquí es donde vuestro hijo se va a mover, retorcer y acomodar, por eso, es importante que aguante mucho. También debéis verificar lo fácil que es limpiarlo, si el revestimiento se puede quitar y limpiar fácilmente. Es porque el niño en el carrito toma, come, patea con los zapatos puestos y en su alrededor habrá muchos charcos y lodo.

Tamaño de la cesta

La silla de paseo debe ser cómoda no solo para el niño, sino también para vosotros. Y si soléis llevarlo a la compra o llevar con vosotros muchos accesorios infantiles, es necesario que os fijéis en el tamaño de la cesta debajo del asiento. Las sillas de paseo tipo paraguas habitualmente tienen cestas pequeñas, pero en el mercado podéis encontrar modelos para los papás que ponen una atención especial a este elemento de la silla de paseo.

Saco para las piernas

Algunas de las sillas de paseo tienen un especial saco para las piernas. Su función principal es calentar y proteger del viento las piernas del peque, en especial, durante los días fríos y ventosos. Es una opción que vale la pena considerar, en particular, si sois papás que suelen pasear sin importar las condiciones climáticas.

Ruedas

La elección de las ruedas depende de la manera en que vais a usar la silla de paseo. Por eso pensad bien si la usaréis en una superficie irregular, por ejemplo, en un camino no pavimentado en el bosque, en este caso, optad por unas ruedas inflables que son más universales. Las de espuma tienen una menor amortiguación, por tanto, no son tan buenos para el bosque. Su ventaja es que no se pincharán, no requieren aire y, además, pesan menos.

Otro elemento en que difieren las ruedas son los rodamientos. No todas las ruedas los tienen: los podemos encontrar más bien en los modelos caros. Las otras ruedas se instalan directamente en el marco. Las ruedas con rodamaientos son más resistentes a los daños y al desgaste, especialmente, si planeamos usar el carrito durante más tiempo.

Respaldo ajustable a la posición tumbada

Es una función increíblemente importante en una silla de paseo. Los niños a menudo se duermen durante los paseos. Para proporcionarles una mayor comodidad mientras duermen y para prolongar este momento, vale la pena escoger una silla de coche con esta función. Gracias a esto, sin problema convertiremos el asiento en un lugar para la siesta.

Capota amplia

Durante los paseos os pueden sorprender diferentes condiciones atmosféricas. A veces el sol está duro y, a veces, llueve mucho. Tenemos que estar preparados para todo. Un buen refugio para el niño debe ser la capota: una suficientemente amplia que lo protegerá tanto del viento y de la lluvia, como del sol fuerte. Algunas capotas están hechas de materiales impermeables y tienen filtro UPF50+.

Reposapiés ajustable

Si estás comprando una silla de coche que usarás durante más tiempo, fíjate si tiene la opción de ajustar el reposapiés. La falta del ajuste reduce la comodidad del niño. Es importante que el niño tenga donde apoyar sus piernas. El reposapiés regulable brindará comodidad y un buen ajuste.

Comentarios(0)

Tu comentario:

Este formulario está protegido por reCAPTCHA: se aplican la política de privacidad y las condiciones de servicio de Google.